¿Cómo definimos una familia funcional?

Es el deseo de todos los padres y niños tener una familia funcional, pero desafortunadamente, esto no siempre sucede. A veces, incluso es difícil saber si su familia es funcional o no. Entonces, para saber si vive en una familia funcional, primero debe comprender una familia activa. Este artículo le ayudará a definir una familia funcional.

¿Qué es una familia funcional?

Una familia funcional es una familia donde dos adultos (un esposo y una esposa) están en el centro de la familia, a cargo y trabajando juntos en la misma dirección. También se puede definir como una familia donde todos los miembros se unen para mejorar las relaciones cuando enfrentan desafíos.

Cualidades de una familia funcional

Aunque no existe una forma absoluta de definir una familia funcional, generalmente se identifican varias características con familias que funcionan bien. Estas son algunas de las principales cualidades de una familia activa.

El respeto

Muchos expertos en relaciones reconocen que el respeto es un ingrediente esencial de una familia que funciona bien. Para que una familia funcione y permanezca unida, todos deben ser respetuosos. Además, la muestra de respeto entre los miembros de la familia debe ser coherente. Además, los miembros de la familia deben ser bondadosos entre ellos. Ese es el único pegamento que mantendrá unida a su familia durante mucho tiempo.

Emocionalmente seguro

Una familia se vuelve funcional si todos en ella están emocionalmente seguros. Esto solo se puede lograr cuando todos los miembros de la familia pueden compartir libremente sus pensamientos, deseos, sueños y opiniones. Nadie debe sentirse intimidado al decir lo que piensa, siempre y cuando no sea una falta de respeto. Además, nadie debería sentirse con más derecho a menospreciar, criticar, avergonzar o descartar las opiniones de los demás.

Establecer límites

Una familia sin reglas claras que definan hasta dónde se puede llegar cuando se interactúa con otros miembros de la familia está condenada a romperse. A los niños se les debe enseñar a respetar y honrar a sus padres todo el tiempo. Los padres, por otro lado, deben escuchar a sus hijos y respetar sus opiniones. Además, los padres deben mantener a sus hijos fuera de sus discusiones y desacuerdos, y no deben hacer comentarios despectivos entre ellos frente a sus hijos.

Comunicación abierta

Para que una familia permanezca unida, debe haber una comunicación abierta. Incluso a los niños se les debe permitir hablar por sí mismos con respeto. La comunicación no debe pasar solo a través de un miembro de la familia.

Aunque estas cualidades son esenciales en una familia, no debe sentir que su familia es una causa perdida. Ninguna familia es perfecta, ni siquiera las funcionales. Pero debe estar dispuesto a trabajar en su familia para mejorarla.