Estar casado es un trabajo constante en progreso

Ya sea que haya estado casado durante varios años o simplemente esté planeando casarse, debe comprender y tener en cuenta el hecho de que ningún matrimonio es perfecto. Desde que crecimos viendo películas románticas y programas de televisión que presentaban el matrimonio como una unión ideal donde solo existen el amor, la facilidad y la viabilidad, hemos sido programados para abordar los matrimonios, intencional o involuntariamente, de acuerdo con las ideas propagadas por los medios de comunicación.

Al perseguir continuamente la elusiva idea de la perfección, terminamos destruyendo nuestros matrimonios. También perdemos oportunidades para alentar y motivar a nuestros cónyuges a ser mejores. Pero, ¿significa esto que no puedes tener un matrimonio feliz? No, se puede lograr un matrimonio feliz, pero debe estar dispuesto y listo para trabajar para lograrlo. En este artículo, discutimos las áreas esenciales en las que trabajar todos los días para lograr un matrimonio basado en el amor y el respeto.

Cómo trabajar en su matrimonio

Comunicación clara

Comunicarse con su cónyuge de manera clara y constante es una de las formas más efectivas de hacer que su matrimonio sea exitoso y saludable. La comunicación clara significa ser honesto acerca de sus sentimientos sin ser irrespetuoso. Por lo tanto, sea un buen oyente y siempre trate de comprender los deseos y necesidades de su cónyuge. Aunque hablar de asuntos generales como facturas, negocios y niños es esencial; tienes que encontrar tiempo para compartir tus pensamientos y sentimientos el uno por el otro.

Aprecia a tu cónyuge

Siempre encuentre tiempo para apreciar a su cónyuge, su relación y su familia. Las personas se sienten amadas cuando se les muestra gratitud por las pequeñas cosas que hacen. Por lo tanto, si su cónyuge cocina, hace la compra o ayuda a los niños con la tarea, agradézcalos. Esto puede tomar solo unos segundos de su tiempo, pero es de gran ayuda para mejorar su matrimonio.

Dedique tiempo el uno al otro

Con las responsabilidades empresariales, laborales y familiares, es sencillo para los cónyuges perder el elemento romántico. Esto conduce a inseguridades e infidelidades. Para evitar esto, las parejas deben encontrar tiempo para el otro. Esto no significa pasar todo el día juntos. Puede planificar una fecha en particular de vez en cuando. Si no tienes tiempo para salir, puedes quedarte en casa y pasar un rato agradable.

Generar confianza

Los investigadores han descubierto que la crítica, la actitud defensiva, el evasión, las discusiones y el desprecio se encuentran entre las amenazas más graves para los matrimonios. Estas son actividades destructivas que pueden causar fácilmente el divorcio. Aprenda a generar confianza asumiendo la responsabilidad de sus acciones y discutiendo sin ser hostil.